domingo, agosto 06, 2006

LA CONFESIÓN DE TOLSTOI

Ofrecemos un extracto de la Confesión de Tolstoi[1].

Image

Hay una fábula oriental, que cuenta que hace muchos años, un viajero fue perseguido por una furiosa bestia en un descampado. Escapando de la bestia, él logro introducirse en una gruta; pero, tan pronto como se introdujo, vio en el fondo de la gruta un dragón que abría sus fauces para devorarlo. El muy desafortunado, había quedado en una posición intermedia en la que si subía seria devorado por la bestia que lo perseguía y si seguía cayendo seria devorado por el dragón, así que logró aferrarse a una rama que salía de una grieta y quedo colgado de ella. Sus manos fueron debilitándose cada vez mas, hasta que le pareció que pronto tendría que resignarse a la destrucción que le esperaba, lo mismo arriba que abajo, pero él siguió aferrado. Entonces, vio como dos ratones, negro el uno y blanco el otro, se daban a la tarea de pasar royendo una y otra vez la raíz de la rama de la que él colgaba. Pronto la raíz se desprendería y él caería dentro de las fauces del dragón. El viajero se percató de su desesperada situación y supo que perecería inevitablemente. Pero, mientras seguía colgado logró otear unas gotas de miel en las hojas de la rama, las alcanzo con la lengua y las lamió.

Así es como yo estoy: colgado de la rama de la vida, conciente de que el dragón de la muerte me espera, para destrozarme; y no puedo entender como he llegado a éste tormento. He intentado lamer la miel que antes me consolaba, pero ya no me otorga placer, y los ratones del día y de la noche terminaran por roer la rama de la que cuelgo. Mientras veo tan claramente al dragón, la miel ya no me resulta dulce. Sólo veo al ineludible dragón y a los ratones, no puedo apartar mi mirada. Está no es una fábula, sino la verdad incontestable, inteligible para todos.

La decepción que me han dado los placeres de la vida, que antes alejaban de mí el terror al dragón, ya no me consuelan. No importa que repetidamente me digan: “tú no puedes entender el sentido de la vida, no pienses en ello, tan sólo vive”, ya no puedo seguir haciéndolo: lo he hecho ya demasiado. El paso del día y de la noche ya no está a mi servicio, pues me acerca a la muerte. Esto es todo lo que puedo ver, esa es la única verdad. Lo otro es falso.

Los dos goterones de miel que servían de consuelo a mis ojos frente a la cruda realidad: el amor de mi familia y la escritura -yo lo llamo arte- ya no me resultan algo dulce.


[1] Traducción de Leonardo Bravo del inglés. Tolstoy, Leo Nikilayevich, A Confession, Grand Rapids, MI 2000, p.11. La versión completa del original puede descargarse en: Christian Classics Ethereal Library



# 19 GSV - El sentido de la vida - Categoría: General
(The Meaning of life - General)

7 Comments:

Blogger Carmen Bellver said...

Agradezco la visita a este blog, todo él lleno de cultura. Enhorabuena y un cordial saludo

4:16 p. m.  
Anonymous J.Dani said...

El blog me parece genial, no soy asiduo ni mucho menos a la lectura de ellos , pero este ya lo leo siempre que puedo. Un trabajo excelente seguid asi. Un saludo , Dani.

12:00 p. m.  
Anonymous Luis Felipe Cisneros said...

Para hablar del "sentido de la vida" primero hay definirlo. Mucha gente habla de sentido, pero no todos están diciendo lo mismo sobre la misma cosa. El sentido no lo define de la misma manera Lacan o Kant. No se lo representan igual un sociólogo que un filósofo. El "sentido" es una palabra polisémica.

Si podemos hacer una síntesis de diversos autores podemos decir que el Sentido tiene tres grandes acepciones:
- el sentido como dirección. Nos preguntamos ¿hacia dónde voy? ¿cuál es el sentido que debo tomar?
- el sentido como significado. Si lo que hacemos tiene resonancia con lo que creemos entonces tiene sentido. En cambio si estamos haciendo algo que va contra nuestros valores nos parece absurdo (algo que es absurdo es lo contrario a algo que tiene sentido o que tiene algún significado para nosotros)
- el sentido como sensación. Tenemos cinco sentidos y los utilizamos para sentir. Pero también en ocasiones intuimos algo y decimos “no siento que sea bueno” o “valdría la pena, lo siento”

Hay personas que encuentran el sentido sobre una, dos o las tres acepciones del sentido. O quizá en algún momento de la vida estamos más preocupados por la sensación que por la dirección o que por el significado. Lo cierto es que el significado (meaning) y la dirección son quizá las partes del sentido que más buscamos. Cuando nos preguntamos ¿quién soy? estamos hablando de significado y cuando nos preguntamos ¿hacia dónde voy? nos referimos a la dirección.

Actualmente trabajo sobre el sentido (y lo absurdo) en las organizaciones modernas y trato de operacionalizar los conceptos antes mencionados.

Quería compartirles esta reflexión

Luis Cisneros

9:13 p. m.  
Blogger Leonardo Bravo said...

Tengo un artículo en ciernes. En cuanto salga te lo haré saber.

4:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuando leo o escucho, sobre el significado de la vida, siento ninguna de las apreciaciones tiene la respuesta busco.
Vivir por el otro, vivir por los objetivos, vivir por el vivir mismo, etc etc, ninguno cubre el espacio que me mi mente, mi alma necesita. Hay un vacio de existencia, pese a la existencia misma.
Mire mi funeral hace muchos años, sigue la misma foto presente.
Es tan extraño, no tener las palabras, que en realidad la lingüística no puede darme.
No vivo en depresión, tengo metas, objetivos, sueños, los invento y me re invento dia a dia, pero sigue existiendo en mi el gran vacio del existir.
No hay teorías me conformen, no hay preceptos morales o religiosos que lo sostengan.
Disfruto la luna, el sol, la lluvia, la caricia, la ternura, la amistad, el amor pero esto no vasta. El vacio de la existencia sigue presente.
No le temo a la muerte, mas si al dolor del existir. Y siento no hay receta alivie ese dolor.

12:24 a. m.  
Blogger Leonardo Bravo said...

Me parece que te puede servir el artículo de Pieper: Fiesta ¿de qué?
La vida no dejaría de ser triste si no tenemos a quién agradecer. Spaemann ha desarrollado esta idea.

11:43 a. m.  
Anonymous Rafael M. Mañueco said...

La muerte de Tolstói
//www.abc.es/20101120/cultura/insolita-muerte-tolstoi-201011200427.html

10:10 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home